El periodista y escritor Hernán Casciari visitó la Feria del Libro de La Rioja en lo que fue el evento más convocante de estos tres primeros días y emocionó a los oyentes con Gaussian Blur, un recital de algunos de sus cuentos más conocidos. Con el humor e ingenio de barrio que le ganó popularidad internacional, el mercedino radicado en Barcelona les contó a los riojanos porqué Lionel Messi es un perro y el momento crucial en el que se vio forzado a hacer humor.

Hernán Casciari contó en varias oportunidades que esta idea de hacer “recitales” -porque recita cuentos, y sí, tiene más sentido que el que comúnmente le damos a la palabra- surgió como reacción al desagrado que le produce dar charlas y conferencias, ese pararse frente al público y ponderar sobre un tema. De esa manera decidió contar cuentos, que en su caso son casi anécdotas de su vida, sus sensaciones y reflexiones frente a hechos y vivencias que lo rodean porque, como también dijo varias veces, ¿de que otra cosa puede escribir?

Pero hay algo más. No son solo historias pulidas artesanalmente para el papel sino verdaderos relatos orales que rescatan mucho de aquel Fontanarossa que tanto movilizaba en sus presentaciones en vivo. Menciono a Fontanarossa porque Casciari vino a ocupar ese estilo costumbrista, de barrio, tan cerca del público que el rosarino plasmó en sus relatos. Con una prosa ligera, y una entonación emocionada Casciari se mete en el bolsillo al público a fuerza de ingenio y humor para relatar historias que no siempre son felices: siempre hay nostalgia, algo de dolor, algo de duelo, algo que se perdió y se superó en el camino.

24Cuando llegó al salón Coty Agost Carreño, todavía vacío, los presentes tardamos en darnos cuenta que había entrado alguien. No porque no lo conociéramos visualmente sino porque entró una persona sencilla, a penas acompañado por su mujer Julieta y quien lo iba a presentar, Fernando Álvarez Mendez, y nada más. Un hombre petiso, gordito. Nada más. De golpe fue cayendo la ficha y comenzaron las estrechadas de mano, los saludos, las fotos, algún oportunista buitreando alguna exclusiva. A fuera la gente se amontonaba en la entrada para pasar a una de las charlas estelares de la Feria del Libro 2016. Una Feria del Libro que supo organizar una buena cantidad de invitados notables, y Casciari era uno.

La historia de este Hernán Casciari “superestrella” comienza en dosmiluno, cuando por amor se fue a vivir a Barcelona y dejó atrás a la Argentina que se iba a caer en una crisis poco después. Desde allá comenzó a volcar su creatividad en un blog, “Diario de una Mujer Gorda” -que jamás leí-, que luego se convirtió en una obra teatral de éxito internacional, “Más respeto que soy tu madre” -que jamás vi-, y luego creó Orsai, una revista increíble, de las que ya no se veían más y que gestionó a pulmón -ahí empecé a conocerlo-, y después habló en un TEDx, y después columneó en Vorterix, y después escribió que Messi era un perro.

20Quienes admiramos y disfrutamos a Casciari, generalmente lo hacemos porque encontramos en sus historias mucho en que identificarnos. Para mí era una cosa generacional hasta que me di cuenta que hablaba de cosas que le podían pasar a cualquiera en cualquier momento: momentos tremendos y no tanto que eran relatados con maestría y mucho humor. ¡Un gordo que escapó del bulling escolar con una gambeta verbal! ¡Cuantas veces me habrá pasado a mi eso!

Esa fue la historia para mí y no es que no haya disfrutado las otras enormemente. Para otros habrá sido el sudor frío al que invita el relato de “Finlandia” o pensará como él, que los países del mundo tienen una edad relativa a la humana y que los de América están todos en la edad del pavo. No voy a gastarme en opinar sobre las historias que contó en este Gaussian Blur riojano, la primera vez por estos pagos. Son las más famosas y están en youtube, y si no en sus libros que muchos aprovecharon para comprar y hacer firmar. Las enumero: estaban “Messi es un Perro”, “Finlandia”, “Tetas”, “La Edad de los Países”, eso sí, el autor se despachó agregándoles detalles, inflexiones, comentarios que nadie volverá a oír de la misma manera. Son las cosas del aura del arte.14

Para el locutor Fernando Álvarez Mendez, quien presentó a Casciari en la Feria, la historia que lo emocionó hasta las lagrimas dice así: “el primer partido se jugaba en la cancha de Belgrano en Alberdi ( yo soy cordobés, vivo desde el 98 en la Rioja). El único que pudo viajar fue mi hermano mas grande (por cuestiones de la vida mi viejo y yo también no pudimos viajar), ese partido Belgrano lo gana 2 a 0 (Manzanelli de penal y el “picante” Pereyra en el segundo tiempo). La Rioja particularmente (considero yo) es mas de River que de otro club, y no tenia muchos espacios para festejar ese partido, entre el laburo y el barrio prácticamente era visitante, estaba en “orsai”, y la nostalgia de ver a Belgrano en esa situación sin poder aunque sea salir corriendo a la Velez Sarsfield al banderazo , al futbolero lo pone mal.

28La cosa es que no sabia como expresar eso, era una mescolanza de sentimientos, contento por el partido triste por la distancia. Con el pasar de los años me topo con un texto de Casciari, “Tan Lejos del Dolor y de la Fiesta” donde el cuenta que ve a Racing campeón después de 34 años, junto a su pareja (en ese entonces) y otro hincha de racing en un rincon de un bar de Barcelona en pleno invierno”.

Casciari contó luego que no sabe muy bien que es lo que va a contar en los recitales que generalmente son en ferias del libro, universidades y hasta estadios de fútbol. Juzga en el momento, saca una libreta donde parecen estar anotadas las historias y busca. En La Rioja la decisión de comenzar por el fútbol la marcó esa anécdota de Álvarez Mendez y pudimos disfrutar de Messi es un Perro, uno de los grandes textos de fútbol que alguna vez se hayan escrito, tal vez a la altura de “19 De Diciembre De 1971” del Negro Fontanarrossa. Esa tarde los perros fuimos los oyentes, que nos lanzamos rabiosos sobre las esponjas que Casciari recitaba.