Si la carrera literaria de Salinger se inició con gran estruendo y reconocimiento de la mano de El Guardián entre el Centeno, a esta le siguió una serie de relatos cortos que nadie esperaba. En esta su columna de los viernes, Sofía Bracamonte repasa lo esencial de estos nueve relatos de la guerra, las posguerra y la juventud.

 

Escribe: Sofía Bracamonte

BananaFishhJerome David Salinger es mundialmente conocido por su ópera prima “El guardián entre el centeno” (The Catcher in the Rye), una obra lo entronizó y le dio un halo de misticismo que lo rodeó hasta su muerte. Ésta selección de cuentos, posterior a su inmortal novela, fue la última obra que publicó antes de recluirse y apartarse de la literatura definitivamente.

El ambiente del libro es melancólico, gris, con pocos y contados guiños de humor y sarcasmo. El común denominador de los nueve cuentos es la infancia y la guerra, una suerte de inocencia perdida, pero ingenua al fin. La estructura narrativa usa mucho el diálogo, el estilo directo y los finales abiertos, o librados a la interpretación del lector.

66a7443dc08750b26b893dda40751c3eEn “Un día perfecto para el pez banana” vemos las secuelas de la guerra a través de los ojos que rodean a un ex combatiente, y en el relato que sigue, “El tío Wiggly en Conecticut”, el dolor de los supervivientes.

“El hombre que ríe” fue mi favorito,  pude conocer a través de un niño los primeros desamores de adolescencia, matizados con leyendas urbanas. Con maestría Salinger nos deja con sabor a nada en un final que se parece mucho a las historias de nuestras vidas, a veces sin moralejas ni mensajes.

“En el bote” y en “Teddy” vemos niños ultra sensibles, con padres a veces desconcertados y poco empáticos. “Linda boquita y verdes mis ojos”, nos hace armar un rompecabezas de triángulo amoroso. Otro de mis predilectos, “Para Esmé, con amor y sordidez”, narra la claridad cruel que alcanzan los jóvenes en período de guerra, y también ahonda en las secuelas de los combatientes.

Es un libro imprescindible, un clásico norteamericano y mundial, quizá un poco opacado por las anteriores obras del autor, pero necesario.

 

esme-sgtAquí va la lista completa de cuentos: