No te preocupes, Pokémon GO sigue siendo un juego divertido y seguro pero, por si te lo preguntabas, aca están algunos peligros que podés encontrarte mientras lo jugás. Atrapalos a todos y no mueras en el intento con esta guía práctica.

Pokémon GO tiene al mundo –sí, a vos también, no lo niegues más- buscando criaturas pixelizadas en todas partes, y recorriendo las ciudades con el celular de por medio. Si bien se trata de un juego bastante tranquilo y que parece alentar la amistad, el respeto por los otros y el ejercicio mínimo indispensable, Pokémon GO también recopila una buena cantidad de rumores acerca de su seguridad.

Para que los atrapes a todos -y no mueras en el intento, en serio, no es joda-, Yo Rioja te trae una lista de algunos de los riesgos con lo que podés encontrate en este viaje, y no estamos diciendo que sean grandes riesgos pero, quien te dice, puede pasar:

6. Heridas:

A riesgo de parecer tu vieja sermoneándote cuando tenías cuatros años, tenemos que decírtelo: mirá por donde caminás. Parace una obviedad –y lo es- pero son numerosos los casos de jugadores que terminaron en el fondo de un pozo con esguinces, fracturas o más. Este es un problema común cuando se sale a cazar de noche, así que ahcete un favor y llevá linterna.

5. Robos

Si el riesgo no está en un hueco en el suelo, tal vez esté a la vuelta de la esquina. No son muchos los casos pero la lógica detrás de esto es más o menos así: lo bichos aparecen en un lugar X, entonces algún vivo pude estar esperando a los inocente cazadores para tenderle una emboscada… pero no creemos que sea muy factible.

4. Cadáveres

No, no estamos hablando de zombies. Parece mentira pero hay una historia que relata que un grupo de amigos buscando magikarps terminaron encontrando el cuerpo de un ahogado en un lago de EEUU. No hay mucho para decir.

3. Pérdida de trabajo

Si pensabas que la desocupación se debía a las políticas económicas, estás en lo correcto. Pero tampoco ayuda abusar del juego en espacios y horarios de trabajo, es más que anda una advertencia teniendo en cuenta que también se puede jugar a dentro y es bastante adictivo. Nosotros atrapamos uno en la oficina, nos reímos mucho, pero después perdimos a un editor que jamás dejó de jugar.

2. Problemas Maritales:

Bueno, si ya tenías problemas con la señora/señor porque abusabas de la PlayStation, que desaparezcas por horas para completar un juego no va a mejorar la relación, sobre todo si ya perdiste el trabajo por hacerlo –se lo decimos al editor, donde quiera que esté. Si no podés hacer de Pokémon GO un momento para compartir en pareja, moderalo.

1. Accidentes viales 

Este es hasta ahora el mayor peligro de Pokémon Go, por lejos. Desde gente que se tira del auto para atrapar ese raro Charizard hasta otros que van directamente cazándolos al vuelo mientras van en la bici –intentando al menos-, los accidentes viales son una alarmante realidad en cualquier cosa que conlleve realidad aumentada

Bonus.  Robo de información:

Este es un bonus porque aunque no juegues Pokémon GO lo más probable es que ya le hayas entregado hasta el alma a Google, así que no me preocuparía mucho por esto. Aun así es bueno recordar que todo lo que hacemos en internet lo está mirando la CIA.