La organización social surgida en Buenos Aires y extendida a Latinoamérica, “La Poderosa”,  visitó la provincia de La Rioja los días 7, 8 y 9 de agosto, con dos finalidades: la presentación de su libro “La Garganta” y expandir sus experiencias para contagiar en los riojanos esa voluntad de ayudar sin pedir nada a cambio.

Escribe: Ayelén Silva (Estudiante de Comunicación Social y miembro de la agrupación estudiantil Alipio “Tito” Paoletti)

 

“… venimos haciendo la revolución, desde el corazón, desde las entrañas, desde las telarañas, desde debajo de la raíz, desde las villas de todo el país…” dice el libro en su descripción del autor, donde autores de todas las edades escriben en las revistas empujadas desde los barrios, para hacer escuchar las voces que muchos se niegan a oír.

En las presentaciones realizadas, tanto en la UNLaR, como en “La Casa” (espacio de experimentación, creación y circulación de arte), comentaron que su libro es una recopilación de las mejores notas e historias publicadas en su revista mensual de cultura villera, dirigida por el entramado de asambleas comunitarias que conforman el colectivo La Poderosa.

Fotos: Julieta Herrera

Fotos: Julieta Herrera

De una manera más distendida, los chicos, llenaron de experiencias y anécdotas al público presente, narrando en primera persona  como surge la organización social, sus objetivos, sus proyectos, y las actividades que llevan adelante en villas de la provincia de Buenos Aires y en algunas provincias que se fueron sumando.

Señalaron que la idea de la organización social, nace ante las injusticias que vivían día a día: la falta de servicios, la negación de derechos básicos a los ciudadanos, el abuso de autoridad y un sin fin de cuestiones que no permitían una calidad de vida para las personas de las villas. “Comenzamos con una asamblea de vecinos, para tomar medidas y buscar alternativas a la realidad que vivíamos, empezamos con el fútbol popular, que consistía en un partido entre hombres y mujeres, sin arbitro, donde las reglas las ponían los propios participantes”, indicó uno de los integrantes de La Poderosa.

“Organizamos un festival popular, delante de las puertas de América 2, en repudio a un documental aberrante que pusieron al aire, donde mostraba una realidad totalmente distorsionada de nuestras villas. Ningún medio nos cubrió ni quiso saber qué es lo que hacíamos realmente todos los días. Ahí nace la revista “La Garganta Poderosa”.

Fotos: Julieta Herrera

Fotos: Julieta Herrera

A partir de esas  experiencias de integración empezaron a trabajar con los vecinos, y la poderosa comenzó a expandirse a otros lugares, sumando voluntarios y realizando talleres como apoyo escolar, talleres de música, cooperativas de trabajo entre las que se encuentran una cooperativa textil, gastronómica y la cooperativa gráfica, de la cual nace la revista sobre la cual todo el país habla.

De este modo es que ante hechos que superaron todos los límites aceptados por una persona, los integrantes de este movimiento social decidieron hacerse escuchar, que sus voces fueran más allá de los límites de sus barrios. “Organizamos un festival popular, delante de las puertas del canal América 2, ante un documental aberrante que pusieron al aire, donde mostraba una realidad totalmente distorsionada de lo que realmente pasa en el interior de nuestras villas. Ningún medio nos cubrió ni quiso saber qué es lo que hacíamos realmente todos los días. Es por eso, y por muchas cosas más que decidimos gestionar nuestro propio medio: ahí nace la revista “La Garganta Poderosa”, cuyo objetivo es “gritar” lo que nos pasa”, resaltó.

Fotos: Julieta Herrera

Fotos: Julieta Herrera

Las tapas con famosos “gritando” inundaron de dudas a la sociedad, que comenzaron a interesarse en ese movimiento y por saber quiénes eran los que gritaban, quienes eran aquellos que reclamaban sus derechos y se hacían escuchar a través de su propio medio. Era una forma de darse a conocer y decirle a la sociedad que ahí estaban, los vecinos organizados por el bienestar de ellos y sus pares.

Luego de 3 días de conocimiento y experiencias mutuas, conociendo nuestra realidad, los chicos nos dejan un camino abierto por transitar, para que nuestra provincia pueda junto a ellos expandir las voces que siempre tuvimos y nunca nos animamos a levantar.

bauti

 

UNA ANÉCDOTA SUPERADORA

Era una clase/taller de periodismo en la villa 21-24, alias La Zavaleta, la más grande y poblada de la Capital
Federal y cuna de La Poderosa. Un nene que asistía levantó la mano y preguntó porqué las bases del periodismo eran las llamadas “cinco doblevés”. La respuesta que atinaron fue de manual: se trata de las iniciales en inglés de cinco preguntas básicas que cualquier noticia deber responder: Qué, Quién, Donde, Cuando y Por qué. El pibito se quedó pensando y la siguiente clase llegó con una idea propia, una teoría superadora: las “cinco pes”; que eran Por qué, Por qué, Por qué, Por qué y Por qué. ¿Por qué se drogaban? ¿Por qué salió a robar? ¿Por qué su mamá se prostituía? ¿Por qué lo mató la policía? ¿Por qué su padre abandonó el hogar?.  Todos quedaron en silencio pensando en cómo esta de mal hoy en día el periodismo, que ante una noticia sumamente horrible como la muerte de un niño no se preguntaba cinco veces Por qué. El pibe cuestionó una forma de trabajar y la llevó al barro del día a día de la villa, donde solo quienes viven allí conocen esas respuestas.