Desde hace varios años, el médico veterinario Juan Manuel Luque se dedica al rescate de animales salvajes perdidos, heridos o capturados en La Rioja. El mensaje: no hace falta el exterminio de estas criaturas tan nuestras y que una opción más ética es posible.

q2Estas historias siempre comienzan por la vocación, la pasión y el cariño. Al médico veterinario Juan Manuel Luque siempre le gustaron los reptiles, siempre. No puede explicar por qué lo fascinan, es una cuestión de feeling por lagartos, serpientes y tortugas. Un día en la radio escuchó a una señora que se había encontrado un lagarto enrome en su casa y no podía sacarlo, había llamado al zoológico, a Fauna y nadie acudía a controlar a este animal agresivo. Como a él era veterinario con conocimiento en estos animales y además como le gustaba hacerlo, se contactó con la vecina para ofrecerle su ayuda. Ese fue el primer rescate de un animal exótico. Posteriormente le seguirían uno tras otro hasta que el boca en boca y las redes sociales le permitieron ayudar hoy en día a más de 60 animales.

Estas criaturas extraviadas son por lo general especímenes de la fauna autóctona: lagartos (mal llamadas Iguanas en Argentina si bien, nos aclara Luque, estas no existen en el país), serpientes yarará, coral, falsa coral, suris, chimangos, lechuzas, zorros, comadrejas. Lo primero que se evalúa es por qué ese animal llega a las manos de sus salvadores: muchas veces este dato es lo único que puede determinar si el animal está en condiciones de ser reinsertado en su hábitat natural. “La reinserción es la parte más complicada”, sostiene el veteriario, “porque nunca se puede estar seguro si el animal se va a adaptar al medio ambiente de nuevo”. El Dr. Luque nos explica que si bien en muchos casos solo hacen falta alimentación y cuidados por unos cuantos días, otros casos evidencias claramente la necesidad de intervenciones más serias como cirugías o curaciones.

q51El siguiente paso es también muy complejo: donde liberarlos. “No hay muchos datos estadísticos en La Rioja que indiquen cuales son los lugares de avistaje de cada tipo de animal para saber cuál es el lugar correcto para soltarlos. Hay animales que deben estar cerca de la población, pero lo suficientemente alejado para no generar daños”, explica el doctor.

Y por supuesto, existen también los casos en que es imposible para el animal regresar a la vida silvestre sin que ello signifique su muerte, como el caso de una lechuza que perdió un ala o una comadreja con las patas tullidas. Incluso, el Dr. Luque nos muestra un lagarto overo recién rescatado, de mediano tamaño y sin ningún problema físico a la vista… excepto que no es un animal autóctono de La Rioja sino de las regiones selváticas de Sudamérica.  Cómo llegó hasta acá es un misterio, pero al igual que los casos anteriores ya nunca podrá vivir sin cuidados especiales. En estos casos lo único que queda es hacerse cargo de ellos consiguiéndoles un hogar como mascotas o en un zoológico –si los aceptan- o finalmente en la casa y el trabajo del propio veterinario.

DSC_7281Si bien los casos anteriores son una reducida porción, la necesidad de contar con un espacio para albergar y mantener a los animales llevó a Luque a comprar y destinar un terreno a esa función. Con fortuna, el especialista espera contar en muy poco tiempo con un refugio para animales exóticos en La Rioja.

Para el Dr. Luque es importante entender que no es que ahora estén apareciendo animales que antes no había. La ciudad de La Rioja has estado manteniendo de manera constante una expansión urbana y un avance de las obras tanto públicas como privadas sobre el medio ambiente de los animales salvajes. “Está bueno comprender que las _SC_7262serpientes, por ejemplo, viven en estas tierras desde mucho antes que las personas y que es posible evitar matanzas innecesarias de animales que, en muchos casos ni siquiera son peligrosos”, aclara el veterinario.

Con respecto a la ayuda voluntaria, el medico sostiene que se trata de algo muy delicado. Por el momento han sacado unos bonos para que quien dese contribuir económicamente pueda hacerlo en la medida que desee. Es un pedido simple de respeto por la naturaleza y por los animales que la conforman; saber que proyectos como los del Dr. Luque ofrecen una alternativa viable al exterminio.

 

BASE DE DATOS

A propósito de la falta estadística en La Rioja sobre sus animales y donde habitan, el Dr. Juan Manuel Luque junto a un grupo de estudiantes de la carrera de biología de la UNLaR han comenzado un proyecto conjunto para analizar estadísticamente el avistaje de diferentes especies en La Rioja y conformar una base datos.