¿La primavera llega el 21 o el 22 de septiembre? y otras curiosidades de esta fecha tan especial para todos.

Todos sabemos que la primavera es sinónimos de flores, amor, juventud y, si vivís en La Rioja y Catamarca, de tierra, alergias, y vientos con más tierra. También es época de amistad y levantamientos estudiantiles, pero eso es otra historia aunque suelen ir de la mano. Bendito espíritu de juventud.

En fín. Todos sabemos que el 21 de septiembre se festeja en todo el hemisferio sur el día de la primaver y por añadidura el día del estudiante, porque, sí… ¿o no?

No se a ustedes pero a mí la primavera me cae igual de pesada que a este pobre sujeto.

¿Y por qué entonces, cuando googleo “Día de la Primavera” me dice que empieza el 22? La respuesta es interesante pero es de pura matemática… o sea que además de interesante es medio aburrida. Ocurre que detrás del Equinoccio de Primavera (lease con voz dramática de locutor), está el momento exacto en el que el sol se posiciona sobre el ecuador, la línea imaginaria en el medio del planeta y no el país de sudamericano… aunque técnicamente el ecuador sí pasa por Ecuador.

En fín, ocurre que ese momento matemáticamente exacto se va a dar durante la noche del sábado 22. Ahí tenés tu respuesta y ya podes pasarle por la cara a tu compañeros que están todos equivocados en festejar la primavera hoy, y preparate para ser expulsado de la guitarreada sin mayor ceremonia (¡A nadie le importa!).

Primavera y estudio, un solo corazón

Pero si por alguna razón inexplicable todavía no te echaron de la juntada en la plaza, todavía hay esperanza: robale un cajón de frutas al vendedor ambulante del parque ponelo en el medio de la ronda, parate exultante y a viva voz gritales: “¡Todavía hay más! ¿Sabían que el día del estudiante se festeja… EN HONOR A UN PROFESOR?”. Regodeate de placer mientras las guitarras se paran y tus compañeros escupen el juguito de naranja (seguro todos están tomando eso y no bebidas que de ninguna manera tienen edad para tomar). “¡Así es!”, deciles, “El día del estudiante se festeja para recordar ese día de 1888 en que repatriaron los restos de Sarmiento, el hombre responsable del Dia del Maestro y ocasional odiador de nativos”.

Sarmiento y amigos, definitivamente NO festejando el día del estudiante.

Nadie lo puede creer, hay pánico y conmoción. Algunos lloran, otros patean árboles de la bronca o ruedan por el pasto desmayados. ¿Pensaban que el día del estudiante era para celebrar el regreso del calorcito? ¿Que era un premio por haber sido tan pero tan buen alumno? ¡No! es otro homenaje a Sarmiento, el mejor estudiante del mundo, que no faltaba jamás a clase a pesar de no haber estudiado nunca en una escuela.

Para frutilla de esta torta podés decirles que ni siquiera es un día universal: alrededor del mundo se celebra el Día del Estudiante en distintas fechas, sin embargo, la UNESCO decretó el Día Internacional del Estudiante el 17 de noviembre, y en México se conmemora el 23 de mayo. Y ahí sí, bajate del cajón y corré porque tus compañeros no van a parar hasta que te hayas ido a 5 cuadras de la plaza.