El Olivo Histórico es junto a toda la olivicultura departamental, el símbolo de identidad del pueblo arauqueño, decir Arauco es decir “olivicultura-aceitunas”. Ante los ojos del mundo Arauco es la Cuna Nacional de la Olivicultura, en primer lugar por los valores históricos que mantienen enhiesto y orgulloso al “Olivo Cuatricentenario”.

El noble árbol, mas de cuatro veces centenario, es el olivo que habiéndose salvado de la tala que mandó a hacer en América el Rey Carlos 111 (de la corona española), en el siglo XVII, fue la única planta que quedó viva. De ella volvió a esparcirse la olivicultura la olivicultura no solo en la Argentina, sino que también de estas plantas se llevaron hijuelos a Chile y Perú. Por esta razón se le atribuye el mencionado epígrafe de “Padre de la Olivicultura” y que por Decreto Nacional No 2.232/46 se lo declara monumento histórico nacional.  

SU HISTORIA

Según la versión de Don Cornelio Sánchez Oviedo, el ejemplar fue enviado desde Chile con otros arboles frutales de Castilla por Don Francisco de Aguirre hacia Santiago del Estero, desde allí llegó a tierras arauqueñas, la otra teoría relata que fue el Capitán Pedro de Albarado en su campaña de conquista y colonización por las tierras del Tucumán (o Tucmanao) quien planto al histórico olivo.

Lo cierto es que esta ubicado en la finca que pertenecían a los Avilas descendientes de Don Baltazar de Avila Barrionuevo (hombre del grupo de Juan Ramírez de Velazco, fundadores de La Rioja) y que fue Doña Espectación Fuente de Avila, quien lo salvo de la tala ordenada por el Rey, el que temía por la prosperidad del vegetal en esta zona, pudiera alguna vez superar el lugar de su España, como primera productora mundial.

Luego, se dice que en el año 1912, el profesor agricultor de Córdoba Don Juan Brunnel, que recorrió la región lo descubrió y lo hizo conocer a través de fotografías. Cuando la olivicultura empezó a tener la visión de futuro que hoy patentiza a Arauco y se promulga las primeras leyes de fomento a esta producción surge el propósito de realizar la fiesta del olivo, la primera se realiza en el año 1942 pero recién en 1953, bajo la Presidencia del General Juan Domingo Perón, se declara que los días 24 de Mayo (en virtud de haber ocurrido este día en el año 1591 el primer asentamiento español en Aimogasta) y como homenaje al valioso árbol se festeje por decreto Nacional No 7030/53 el día “Nacional de la Olivicultura”.

El histórico árbol se conserva en hábitat natural, finca con métodos tradicionales de cultivo, con riego por melgas; que desde que se lo declara monumento histórico pasa a ser predio nacional siendo la última dueña del terreno la Sra. Luisa de Quiroga. El marco jerárquico que actualmente rodea a este árbol esta dado por las placas recordatorias de visitas de prominentes personalidades del ámbito agrícola de países europeos España, Italia, Francia), Asiáticos (Israel) y Norteamericanos (Estados Unidos Placas de homenaje tanto del Gobierno Nacional, Provincial y Departamental, de la Cámara olivícola provincia¡ y del partido San Martín (Pcia. De Mendoza) .

El visitado predio se encuentra a mas o menos 220 mts. de la Ruta provincia¡ No 9, rodeado de fincas con olivos también de vieja data por un camino de postes y piedras pintadas de blanco, en el extremo sur del Distrito de Arauco. Sobre la ruta hay un pequeño cartel indicador de la entrada al lugar.

Es importante hacer conocer que el coloso árbol todavía produce mas de cien kilogramos de aceitunas por año, aportando con su fecundidad al engrandecimiento del pueblo arauqueño.

En cuanto a este tipo de atractivo turístico como lo es la agro-industria se menciona además los grandes emprendintientos agrícolas de Machigasta y Bañado de los Pantanos. Allí se cultiva la jojoba que hace mas o menos dos décadas atrás fuera implementada en la zona como cultivo alternativo, y que sirvió para suplir varias veces la emergencia olivícola departamental, cultivo que actualmente cubre un área productiva de 3000 Ha.

Desde hace un par de años Aimogasta ya cuenta con una fabrica elaboradora de aceite de Jojoba, importante oleaginoso, que posee propiedades como lubricante para la fabricación de cosméticos y hasta para usos industriales.

También se cosecha en estas parcelas uvas para exportación, comino, nueces, alfalfa, aceitunas; todas esta plantaciones se lograron gracias a las modificaciones hechas por el hombre, tales como mejoras de las condiciones topográficas con labores y fertilizantes, climáticas con cortinas forestales y sistemas de riego por goteo.