Como muchos pibes, el sueño de Marcos Escudero Besana era ser jugador de fútbol, pero quiso el destino que terminara cruzando puños con otros rivales. Una decisión acertada porque acaba de consagrarse Campeón Latino.

Ph: Juan Vega Maza. Grupo Mildonio

Aunque hoy no vive acá, Marcos tiene sangre riojana por su padre, Rubén Escudero, conocido dueño del gimnasio que lleva su nombre la capital riojana. Nacido en Córdoba pero criado entre Buenos Aires y La rioja, su vida siempre gravitó alrededor del deporte de una forma u otra. Hasta los 20 años buscó el profesionalismo en el fútbol de la Provincia de Buenos Aires, pero no encontró lo que buscaba y comenzó a sentir que es deporte no le daba lo que buscaba. Entonces, allá por 2013, colgó los botines y se puso los guantes. El resultado fue espectacular. En un año era campeón santafecino (nada mal en la provincia de Monzón) y al siguiente campeón argentino, como amateur, “Machete” Escudero amasó un récord de 25 victorias y 4 derrotas y desde que se pasó al profesionalismo en 2016 está invicto.

Su última víctima fue en el santiagueño Elio Heraldo “La Máquina” Trosch, un rival durísimo con quien se convirtió en campeón latino plata de la categoría semi-pesada el 6 de abril. La pelea fue en General Arenales, el último lugar de Argentina al que llamó hogar.

Marcos contanos lo que se sintió pelear en tus pagos…

La verdad que es muy emocionante, yo soy de sangre riojana, mi viejo es riojano, mi vieja es de la provincia de buenos aires, yo nací en córdoba, a los pocos años me fui a vivir a bs as, después viví mucho tiempo acá en La Rioja. A los 12 años me dedique al fútbol hasta los 20 años.

¿Qué paso? ¿Por qué dejaste el futbol?

Y… viste, el fútbol es que sí, que no, depende de muchas cosas y no me dio lo que esperaba. Siempre mis pretensiones deportivas fueron muy altas, entonces cuando vi que no iba a encontrar lo que estaba buscando, decidí dar un paso al costado.

¿Agarraste los guantes inmediatamente  después de eso?

Los guantes los había agarrado de toda la vida, pero exactamente bien dedicado al boxeo fue a los 20 años, ahí fue una mezcla de sensaciones, emociones, decidí irme a vivir a rosario cuna de muchos campeones y leyendas del boxeo.

Ph: Ivan Merli. Gentileza Marcos Escudero

Fue una gran victoria con mucho sacrificio de tur parte. En lo personal, ¿cómo lo viviste?

Esta pelea fue un condimento especial el de pelear en el pueblo donde yo me había criado, donde mucha gente me conoce, la pelea más larga de mi carrear a 10 round, con título de por medio, en mi casa con mucha gente viéndome, muchísimas cosas en juego, un conjunto de emociones inesperadas.

Me tocó un rival muy duro que salió fuerte pero yo también en los primeros round. En el segundo round me tropiezo y caigo al suelo por estar mal parado, el réferi me hace una cuenta de protección, me recupere de eso sin ningún problema y desde el tercer al séptimo round fue dominio completo mío. En el sexto round él tiene dos caídas con conteo de protección y en el séptimo dos más y ahí se terminó la pelea.

¿Qué tan duro fue prepararse para esto?

Muy duro. El campamento para todas las peleas es siempre muy duro desde lo físico, lo psicológico. Mentalmente siempre lo es porque pasas mucho tiempo entrenando. Los boxeadores muchas veces no podemos dedicarnos 100% al boxeo, entonces siempre andamos haciendo otras cosas o lidiando por no tener realmente lo necesario para poder enfocarnos solamente a entrenar: el dinero, el no poder pagar las cosas, etc. Aunque generalmente no es tan fácil como se me dio en esta pelea, por suerte pude dedicarme 100% y entrenar siete semanas a full.

Ph: Ivan Merli. Gentileza Marcos Escudero

¿Cómo te recibió el público de General Arenales?

¡Explotó! Se llenó el lugar donde estábamos, no cabía un alma más: más de 1200 personas en el lugar en el que estábamos, la verdad que fue emocionante.

Escudero se toma muy en serio sus posibilidades y por eso desde hace 2 años se radicó en Miami para dedicarse por completo al boxeo. A nuestro país no venía más que para las fiestas y en enero estaba peleando en Uruguay cuando  le salió la propuesta de pelear con el santiagueño, una victoria que lo ubica cada vez más alto en el ranking del consejo Mundial de Boxeo. Un logro importantísimo para él y para Argentina.

Pero no solo eso es destacable. Marcos peleo también abajo del cuadrilátero cuando consiguió llevar el espectáculo de esta pelea a su hogar argentino, un regalo para una ciudad tranquila, típica del interior de Buenos Aires. De golpe todo fue gigante, con cámaras que transmitían al mundo y todo organizado por Marcos, un pibe agradecido de sus orígenes.

¿Cómo fueron tus comienzos en el boxeo y como terminaste radicado en EE.UU.?

Comencé en el boxeo a mediados de 2013 en Rosario. Al año me consagre campeón santafesino, un título que me dio la chance de competir por el campeonato nacional donde fui campeón y me abrió las puertas para irme a vivir a CeNARD y representar a la argentina en el mundo.

Ph: Ivan Merli. Gentileza Marcos Escudero

¿Qué significó ser campeón nacional y representaste a la argentina?

Salí campeón nacional y quede seleccionado para la selección argentina de boxeo, conlleva vivir en el buenos aires, estar viviendo en el CeNARD, 24 de disponibilidad al entrenamiento y pelear en la parte del mundo en el que te toque. Es dedicarse las 24 hs del día y vivir en un predio para estar disponible a eso. Dentro de la selección me toco pelear en EE.UU., México, Qatar y Venezuela

¿Y la ida a EE.UU. cómo se dio?

Junte los pocos ahorros que tenía, vendí mi auto compre el pasaje y me fui, llegar al aeropuerto y no saber a dónde ir, buscar un hostel, empezar a buscar gimnasios de boxeos, golpear puertas.

Los primero meses siempre son tremendos, ¿o no?

Y la verdad es que fueron muy duros: fue trabajar de lo que sea, vivir como se pueda en donde sea, ni siquiera sabía hablar inglés. Llegue a un gimnasio donde solo había americanos así que todos hablaban inglés; estaba con el traductor por todos lados.

Ahora este último tiempo ya estoy más adaptado. Las cosas cambiaron, porque empecé a trabajar en el boxeo y estoy metido 100% todo el día en el mundo del boxeo.

Ph: Ivan Merli. Gentileza Marcos Escudero

¿Tu familia está muy metida en el boxeo también?

Mis hermanos, Agustín y Benjamín (Escudero) se dedican al boxeo acá en Argentina: Benjamín es campeón argentino de cadete, Agustín está arrancando entre los primeros cuatro mejores en argentina en categoría hasta 81kg, para mí también es un gran orgullo. Siempre digo que en la vida me ha tocado muchas veces golpearme la cabeza y abrirme las puertas yo solos y que si ellos saben aprovechar, tienen el camino un poco más marcado.

Después esta mi empresa (que lo patrocinan en EE.UU.), Payne Boxing, ellos manejan mi carrera. Yo estoy en pareja hace 10 años y estuve dos años viviendo en EE.UU. y ella viviendo acá, eso también fue muy difícil para nosotros. Al año y medio de estar allá nos casamos pero ella tuvo que volverse y estuvimos cuatro meses sin vernos. Por suerte, después de dos años ella ya recibió los papeles y se va a vivir conmigo para allá.

Con lo que lograste ahora debés estar viviendo un momento muy dulce ¿Qué se viene ahora?

Esto fue un antes y un después, ahora vienen los desafíos por otros cinturones, otras peleas, ya pelee a 10 round, la dimensión de las peleas son diferentes, los títulos, el rival que voy a tener, empezar a disfrutar lo que siempre estuve buscando.

Ph: Juan Vega Maza. Grupo Mildonio