Finalmente y tras mucha demora e idas y vueltas, Digital Games Studio y Wizards of the Coast han concretado el beta abierto del prometedor Magic the Gathering: Arena, última adaptación online del famoso juego de cartas de mesa. Tras varios meses de acceso cerrado, desde este 28 de septiembre se podrá descargar el juego de la web oficial y registrarse de manera libre y gratuita.

Además del simple hecho de que cualquiera pueda jugar, la beta de Magic the Gathering: Arena se ampliará el mismo día con nuevas características. Entre ellas, encontramos nueva música, artes y campos de batalla; el modo Eventos de Sellado, la introducción del set Gremios de Rávnica y la posibilidad de inscribirse a un evento Singleton hasta el 2 de octubre.

Por último, y no por ello menos importante, Wizards unifica el juego en cartas físicas y digitales, incluyendo códigos canjeables. La mayoría de cartas que encuentres en el videojuego serán idénticas a las que tengas en tu colección casera.

Magic The Gathering nació en 1993 en EE.UU. como un juego de cartas intercambiables con una temática de fantasía creado por Wizards of the Coast. Rápidamente se volvió popular en todo el mundo e influyó en infinidad de juegos y videojuegos. Ya en 2013, Magic en su versión física estaba viviendo su mejor momento con récord de jugadores registrados y picos de popularidad. Solo un año después, el gigante de videojuegos, Blizzard, lanzó al mercado Hearthstone, un juego de cartas similar a MTG pero de fácil acceso y aprendizaje. Pero más importante quizá, es que era online.

En poco tiempo, Hearthstone se volvió un gigante que alcanzó y superó los números de jugadores de MTG y aunque este último sigue siendo popular, con jugadores fieles que adoran su complejidad, lo cierto es que tiene enormes problemas para competir por los jugadores de la generación Z que ya no toleran nada que no pueda jugarse en un smartphone.

MTG ya tenía su versión online desde 2002, que hoy genera entre el 30 y el 50% de los ingresos de esta marca, sin embargo la plataforma siempre fue considerada poco atractiva, difícil de interactuar y llena de problemas técnicos. Por eso Wizards comenzó a experimentar con una interfase más digna del renombre de un producto como MTG y el resultado final es Magic Arena, que aún está técnicamente en Beta, es decir, prueba.