Profesora en artes visuales con especialización en pintura, Soledad “Mafi” Carrizo se dedica a dibujar, pintar y explorar las posibilidades del arte digital, entre otras cosas. Es además docente de su disciplina y decidió dedicarse a enseñar a los niños, con quienes disfruta y aprende constantemente.

Conversando con ella, de quien se nos dijo es una gran conocedora del arte joven local, nos adentramos al mundo de la nueva generación de artistas plástico de La Rioja, llenos de convicciones y nuevas ideas, mezclado con la pasión de transmitir al tiempo que se crece en la profesión. Hace seis años que Mafi da clases en centro cultural Umbral, donde tiene un taller para niños en el que afirma, deja de lado la rigidez: “no tomo examen sino que voy vendo el crecimiento de los niños a partir de lo que les voy enseñando”, afirma.

– ¿Cómo comienza tu interés por el arte?

Empieza de muy chica, desde que tengo memoria me gustaba dibujar y pintar, era como mi cable a tierra. Después en la secundaria tuve docentes que me fueron encaminando en lo que realmente me interesaba, porque además de haber estudiado arte yo hice teatro, hice canto, hasta toco el bajo pero no me dedico a eso, lo mío es la pintura. Después estudié en la universidad dos años de la licenciatura en artes plásticas, pero decidí cambiarme al profesorado porque me gustaba más enseñar que investigar, porque el artista plástico puede dedicarse a investigar o enseñar; y  después están los formadores que pueden ser docentes o artistas. A mí me gustan las dos cosas.

– ¿Qué valor le das a cada uno en tu profesión y trabajo diario? No debe ser tarea fácil combinarlos…

Yo creo que las dos son fundamentales. Para enseñar arte vos tenés que pintar, tenés que estar sumergido en lo artístico, indagar, investigar, estar todo el tiempo… porque si no se vuelve una tarea difícil. No me imagino dar clases sin tocar un lápiz y un cuaderno por un año.

PH: Yo Rioja

– Por lo que hemos podido ver de tu obra, hay muchas coincidencias pero se nota una evolución constante, ¿Qué me podés decir de ese camino que recorrés?

Ahora estoy empezando a profesionalizar el tema digital que es otro mundo diferente. A mí siempre me gustaron los colores saturados, si ves mi obra vas a notar que siempre predominan el magenta, el cian, que son colores que a mí siempre me transmiten mucha energía, mucha libertad. Todas mis obras están basadas en eso, en los colores saturados, en geometría.

– ¿Que buscas transmitir cuándo pintás?

Primero tengo que estar bien yo para poder pintar. Eso de pintar estando triste no funciona. Lo intenté pero no, por eso intento estar bien para transmitir buena energía. Creo que transmitir tristeza en una obra también puede tener su belleza y ser atractivo, pero ese no es mi camino.

PH: Yo Rioja

– ¿Buscas es camino en la docencia también?

Tal cual, a mí me gusta enseñar a través del juego, del canto, siempre estoy interactuando con esas distintas ramas del arte. Enseñar pintura con la expresión corporal, utilizar todo el cuerpo para pintar al estilo Pollock. El objetivo es siempre juntar al mundo con el arte, llevarlos a los niños, no abstraerlos a pintar solo en una hoja y lo que esté a fuera que no exista. Yo trato de llevarlos a la plaza, por ejemplo, y que los niños observen el movimiento de las hojas de los árboles.

– ¿Cómo te llegó esta pasión por enseñar a los niños? ¿Fue natural o se dio por casualidad?

Yo creo que es una cuestión natural, como una paciencia y una entrega a ellos y además, que mejor que formar a un ser humano desde sus inicios. El niño no es artista, no puede serlo porque no tiene una noción de conceptos ni todo lo que puede llegar a generar un adulto que está formado y estudiando. Pero el niño crece a través del arte, uno puede crear futuros artistas o incluso críticos de esta.

PH: Yo Rioja

– ¿Cuál es para vos la importancia de enseñar arte, incluso en una persona que no va a ser artista…

Es importante porque el arte te enseña a mirar el mundo de otra manera. El hombre primitivo ya se expresaba con el arte en las cavernas, es una necesidad de expresión, ya sea bailando, haciendo música, es una cuestión innata. Uno puede hacer arte cocinando, por ejemplo, con los colores de una ensalada.

– Tenés otra faceta que es el muralismo, que venís trabajando intensivamente en los últimos años…

Es una cuestión un poco nueva que inicié cuando estaba estudiando en la universidad. Yo participé en el mural del Bicentenario que les correspondía a la UNLaR (por la calle Santa Fe). Después, la legislatura de La Rioja me llama para representar a la mujer en una pared de 7 metros en la Función Legislativa; ese fue el primer mural de mi autoría: lo diseñé yo, lo trabajé yo; estuve una semana pintando bajo los rayos del sol, porque la tarea del mural es justamente exponerse a los elementos, al vértigo de un andamio de 7 metros que se mueve todo.

PH: Yo Rioja

– ¿Es difícil superar esas distracciones?

Es complicado, pero creo que cuando existe esa pasión no importa tanto. A mí se me congelaban los dedos pintando unos murales en el barrio 4 de Julio, me enfermé y dije: “bueno, como será que me gusta que después continué”.

– ¿Como ves esta realidad del muralismo en la que se puede perder la obra porque la destruyen o vandalizan? Sé que existe toda una filosofía detrás de eso…

Sí, es como el grafiti, si bien son actividades totalmente diferentes está presente este riesgo de que lo pinten encima. El mensaje es más urbano y se arriesga a eso.

PH: Yo Rioja

– Me gustaría preguntarte ¿qué artistas son tus referentes?

Kandinsky, Pollock, Warhol, pero sobre todo Kandinsky. Para mí él es un maestro y yo aprendo todos los días algo nuevo de él. Tiene toda una filosofía metafísica y matemática de la pintura que vale la pena repasar. Mis obras, si te fijás, están todas geometrizadas, con cuestiones triangulares que hablan de un todo tema que tengo con los triángulos, con lo “tri”.

– ¿Cómo ves el ambiente del arte visual en La Rioja?

Hay tanta variedad de temática en el arte de La Rioja que creo que es muy rico y se debería aprovechar mucho más esa cuestión. Hay mucho mensaje social y a mí eso me parece excelente, si bien mis mensajes son más bien pasivos, hay artistas que utilizan temas de una realidad para poder hacer sus obras.

En la última muestra que me tocó estar, que fue sobre la mujer, estuvo presente el trabajo de un artista que admiro mucho: Ayelén Argañaraz, que trabaja la cuestión de la represión policial que me parece fantástico, bueno, además ella ganó un Salón de Pintura.

PH: Guillermo Khairallah

– Tenés también una faceta de artista visual en la escena de música electrónica local…

Sí, estoy trabajando como VJ de música electrónica, en ese estilo pero en realidad se puede hacer en cualquiera.

– ¿Cómo empezó esto?

En 2009 conocí a un par de personas que se dedicaban al VJ y descubrí un programa que se llamaba Resolume. Era chica y no lo temé muy en serio pero aun así me puse a experimentar y de hecho tuve mis primeras fechas en donde iba a mezclar videos en vivo. Después de un tiempo lo dejé y recién el año pasado, cuando llegó el DJ brasilero, Víctor Ruiz, me hablo (el DJ y organizador del evento) Javier Sánchez. Él sabía que yo trabajaba con dibujo digital y me invitó a que participara mezclando videos.

– ¿Cómo es la forma en que trabajás esas presentaciones en vivo?

El Resolume me permite y pasando videos, mezclarlos, manipularlos, ponerles efectos en vivo. Es un trabajo que disfruto mucho pero que es muy cansado porque no puede haber ni el más mínimo margen de distracción porque se nota, entonces tenés que estar concentrado y a veces eso puede significar hasta cinco horas de show. Por otro lado hay mucho de improvisación porque, si bien yo voy sabiendo que estilo tiene el DJ que toca, el resto lo voy viendo a medida que progresa la noche. Es muy lúdico, lo disfruto mucho.

 

MUESTRA DE BRUJASEn agosto de 2017 Mafi, junto otros artistas y entusiastas, se juntaron para realizar una muestra llamada “Salamanca” que inició como un juego alrededor del mito de la brujería y la magia negra, tan abundante en esta zona, pero que terminó entregando un mensaje bastante importante sobre la situación de la mujer. ¿Quiénes son las brujas actuales? Las mujeres que no se someten y son señaladas: las que no forman una familia, son independientes, se manifiestan y transgreden. Todavía reciben el escarmiento de la sociedad, todavía las queman vivas con alcohol.

– ¿Fue consiente ese mensaje o lo descubrieron después?

No, lo descubrimos después. Por eso te digo que empezó como un juego hasta que nos dimos cuenta de que de esa manera podíamos dar un mensaje muy importante. Queríamos impactar, ese era el mensaje, porque ¿Cuál es la  que da miedo? La mujer que tiene poder, poder decisión, de denunciar y ser independiente.