El 27 de agosto de 1921 nace José Jesús Oyola en La Rioja y muere apenas dos días antes de su cumpleaños 56 en la misma ciudad. Conocido como el “patriarca de la chaya”, fue músico, autor, compositor, artesano, poeta, pintor, recopilador. Nadie como él encarnó el alma de la cultura popular riojana ni antes ni después y es por su nacimiento que se festeja el día del Folclorista Riojano.

Autor de “El lagaretero”, “Carnaval de cochero”, “Morada copla de ausencia”, “Luna de carnaval”, “Zamba de Arequito” y “Guitarrero viejo”, entre casi 50 temas registrados, nace en La rioja un 27 de agosto de 1921 y se nos va el 25 de agosto del año 1977, a los 55 años, luego de una vida fecunda de obras y tesoros. José Jesús Oyola, chayero, músico, autor, compositor. Autor de “El lagaretero”, “Carnaval de cochero”, “Morada copla de ausencia”, “Luna de carnaval”, “Zamba de Arequito” y “Guitarrero viejo”, entre casi 50 temas registrados. Un busto lo recuerda en su casa “Challay Huasi” del Barrio San Vicente en la capital de La Rioja.
Uno de los hombres que seguramente aportó mucho de lo suyo a la música popular riojana. Dejó composiciones que hasta el día de hoy resuenan. Un referente Riojano… Jesús José Oyola.

El “PATRIARCA DE LA CHAYA”

Asi lo bautizó con singular acierto, su entrañable amigo Juan Carlos Soria. “Patriarca”, se llamaba en la antigüedad, al personaje que llegaba a ser el principal dirigente de una comunidad, no por virtud de una ley o decreto, ni siquiera por voto popular, sino que surgía naturalmente, no solo por sus capacidades innatas, sino porque en todo momento y en toda circunstancia procedía como el padre que ejerce su autoridad con sencillez y benevolencia. Y así fue en realidad don José.

Compositor, músico, cantor, artesano, poeta, pintor, investigador folklórico, todo lo hizo con una humildad conmovedora;… “nada es mío, todo me lo dictó la tierra y su gente…” decía en un reportaje allá por 1973.

José habría las puertas de su casa a todo aquel, que se preciara de buen hombre y buen amigo.Se codeó con muchos músico y cantores, convirtiéndose en un poeta de vidalas y chayas; que guarda celosamente su hija Monica, quien ya esta trabajando sobre el libro que las difundirá.

Por otro lado, Oyola, se encontraba con la naturaleza a través de la escultura y la pintura.Oyola dejo sentado una gran cantidad de obras que aún no han visto la luz y seguramente la veremos muy pronto