Este jueves 27 y viernes 28 de septiembre se presenta en Espacio Random por tercera vez Choco Mike, as de la guitarra y blusero extraordinario para deleitarnos con los mejor de la música negra norteamericana. Un show para no perderselo y una entrevista para conocer mejor a la persona detrás del talento.

Eléctrico al hablar como las guitarras que rasga y tan veloz con los dedos como con la palabra, hablar con Choco Mike es subirse a una montaña rusa: mejor dejarse llevar o te podés marear.

Detrás de ese hombre robusto y morocho se esconde un virtuoso de la guitarra y una voz como para competirles a los artistas negros del Mississippi. Experto en blues un estilo que parece fácil de interpretar pero que resulta difícil de dominar y es allí donde se encuentran cómodos los guitarristas que aman los solos. Ahí es donde triunfa Choco Mike.

Oriundo de Tandil, Marcelo Márquez tuvo una relación temprana con la música y el showbusiness porque desde los nueve años que está parado sobre los escenarios. Casi en simultáneo llegó el nombre artístico, que el asegura que no le cierra y espera cambiar: “En el colegio mis compañeros ya me decían chocolate por lo morocho”, explica, “después, en la hinchada de River en una época se acostumbraba decirle a “Mike” a todo el mundo y después pasé yo a decirle así a todo el mundo”.

¿Sos un artista que…?

Soy un artista que, un guitarrista y cantante que toca blues, toco funk y soul y que spy de bs as.

¿Sos un artista que hace eso por qué?

La música es lo único que me hace sentir bien, desde muy chico me llevaron al conservatorio, mi viejo músico, mi hermano músico, desde muy chuico tuve la música muy cerca de casa para escuchar, mucho soul, mucho funk, mucho blues, de ahí agarre mi gusto musical, Ray Charles, Louis Jordan, los Blues Brothers, es como una influencia muy grande de música afroamericana que llego a mis oídos, es por eso es que hoy toca música, porque me gusta el blues, es una música muy sentida.

¿Cómo fueron tus primeros pasos?

Mis primeros pasos fueron con mi papa enseñándome en mi casa a los 6 años, cuando cumplí nueve años y fui al conservatorio. Ahí comencé a estudiar música nacional, en Tandil. Ahí aprendí a tocar las primeras notas.

¿Cuándo decidiste hacerlo artísticamente?

Artísticamente desde esos mismos nueve años que me subo a un escenario, a los 13 armamos una banda de blues y seguimos tocando como 10 años hasta que me hice solista y ahora me presento en este formato. Honkytonk se llamaba la banda.

¿Por qué te fuiste como solista?

Me hice solista para tocar las cosas que yo quería, me gusta cantar, me gusta tocar de cierta manera.

¿Cómo definís lo que te gusta dentro del blues?

Hay diferente clases de blues y a mí el que más me gusta es el Chicago blues: Moody Waters, Otis Ruge. Me gusta porque es más agresivo, con banda con baterías sonando a pleno, me gusta muchos guitarristas, me gusta más que nada los violeros, y hay una cosa muy rica en el blues, que es el tiempo, el golpe en el 2 y en el 4, eso es bien rítmico, bien africano.

¿Qué le ves de especial al blues con respecto al funk, por ejemplo?

Creo que una de las mayores diferencias con el blues es que este último es sentido, es muy arraigado al alma, al sentimiento, al sufrimiento de uno. La respuesta entre el blues y las otras músicas es el sentimiento que carga el blues para tocar.

¿Desde que te hiciste solista cómo evolucionó tu carrera?

Mi carrera desde que me hice solista, fue salir a tocar en bares de buenos aires, en lugares en salas de músicas, grabar algunos videos, salir a tocar por el país, toco mucho en La Rioja, Córdoba. Soy un intérprete de canciones que me gustan, tengo canciones propias pero planeo sacarlas el año que viene.

¿Quiénes son tus ídolos musicalmente hablando?

Mis ídolos musicales son Louis Jordan que era un afroamericano de EE.UU. que nació maso menos en los años 20. Fue el padre del rock and roll: antes de él no existía y BB King y Ray Charles escuchaban a Louis Jordan y todos ellos hacen temas de él. Vos escuchas como ejecuta el saxo y es el mejor, era cantante y saxofonista, él es mi ídolo máximo.

¿Y más modernos?

Me gusta Albert King, Otis Rush, BB King, Fredy King; contemporáneos de ahora te diría que Robert Craig, Eric Clapton, esos son los mejores de hoy en día.

¿Qué te parece John Mayer?

Me encanta John Mayer, es un guitarrista y un cantante tremendo, a parte es un artista. De lo moderno es lo mejor, es muy bueno. Después hay otro violero que está muy de moda ahora, que se llama Joe Bonamassa que es muy bueno también, es un blues muy moderno pero me encanta.

¿Hay espacio para modernizar el blues?

Hay diferente estilos que se pueden catalogar dentro del blues, porque ejemplo fusión; vos podes hacer un blues fusionado que quiere decir meterle notas raras y cosas así, pero es muy importante que no pierdo eso que lo hace ser blues.

La música moderna tiene su origen en la mezcla de estilos…

En la mezcla de estilos sí, imagínate que en EE.UU. tuvieron influencias inglesas, los negros de África.

Todo había comenzado con el góspel que cataban los esclavos en las plantaciones…

Claro, con el canto de los negros ahí hay una parte muy importante, lo que vienen de las islas británicas, los irlandeses trajeron su música, la música celta: fíjate la música country, es completamente irlandesa. Por eso es tan interesante la música de EE.UU., porque lo que paso ahí fue un crisol de culturas, un crisol de estilos que se unieron y salieron referentes increíbles y muchos marcaron estilos.

¿Qué es lo que más disfrutas de tocar en vivo?

Que el público disfrute, cuando termina la canción y que el público aplaude, o cuando estas tocando y miras al público y el público esta enchufado con una canción. Eso es lo más. Yo toco por las sensaciones que me hace sentir la música; cuando una persona q no es músico escucha un tema y siente las mismas cosas que siente cualquiera. Yo ejecuto un instrumento que es mucho sentimiento: si yo toco una canción triste yo me emociono, lo que importa acá es el sentimiento y eso es algo que la gente lo nota siempre.

¿Cómo llegaste a esa sensibilidad?

Los músicos tienen una sensibilidad muy importante. Como me dijo una persona muy importante en mi vida, los músicos tienen una sensibilidad y esa sensibilidad hay que aprovecharla y explotarla.

¿Qué proyectos tenés en el horizonte?

Dedicarme a full con la música, grabar discos, hacer videos y viajar con la música.

¿A dónde te llevó de viaje la musca?

Con la música solo a nivel nacional, después tengo una profesión que se llama despacho de aeronave y eso me llevo un poco más lejos (risas).

¿Qué es eso?

Soy el encargado operativo del vuelo, lo que hacés es el balanceo del avión de acuerdo a cuanto combustible le vas a cargar; depende la ruta donde vas a ir. Analizas también la meteorología, le expones al piloto la navegación por donde vas a ir, cuantos pasajeros hay, las novedades de los aeropuertos.