Comienza la tercera Tattoo Convención de La Rioja, el evento de tatuajes y tatuadores más importante de la provincia donde decenas de artistas y cientos de personas podrás tatuarse, aprender y disfrutar de diferentes shows. A propósito de la apertura del evento, dialogamos con Patricio Pioli y Martín Monferini, tatuadores y organizadores de la convención.

Esta es la tercera convención de tatuajes en La Rioja, pero es la octava en la vida de Patricio Pioli, sin dudas uno de los mejores artistas de Argentina. No es exageración: “Pato” ha tatuado en Brasil, Inglaterra, España y EE.UU. y tiene más de 20 años de experiencia. Esa experiencia es lo que le llevó a realizar estos eventos: una manera de transmitir lo que sabe, de celebrar lo que ama y de darle vida a una comunidad en pleno auge.

No hay nada como juntar a todos los tatuadores locales, agregar unos cuantos artistas de afuera, de nivel, y dejar que entre todos compartan conocimientos y, al final del día, recibir un premio luego de ser juzgado por un grupo de expertos en el tema. Para Pioli, que actualmente vive en San Juan, hacer estas convenciones en su provincia natal de La Rioja es un esfuerzo que vale la pena.

“Muchas veces estas convenciones se hacen por gente que no sabe tatuar, no son tatuadores”, comienza la entrevista “Pato”.

¿Cómo es eso?

Buscan lucrar. Son personas que se meten en el ambiente del tatuaje y un buen día deciden que van a hacer una convención. No les importa la comodidad del artista, la iluminación que tiene, ni que va a comer o donde se va a alojar; porque todo eso significa un gasto. Cada tatuador que viene significa un gasto, salvo que sea el tatuador de Messi que, si bien yo le pago la comida el hotel pero sé que me va a traer gente. Es como en todos lados, hay estrellas y “estrellados”.

¿Cuál vez que es el gran problema del tatuaje hoy, ahora que ya no es más taboo?

Yo sinceramente decidí cerrar (su local anterior, InkSide) porque al riojano le da lo mismo pagar $2 por una taza que es una copia de otra que vale $10. No les importa, a un tatuaje van a pelearlo el precio pero a la hora de comprarse, por ejemplo, un celular, van a comprar el mejor.

Eso es lo que las convenciones ayudan a enseñar. El año pasado decidí que no todos los tatuadores de La Rioja tenían nivel para participar, pero este año van a participar todos.

¿Que más vamos a poder encontrarnos en esta convención?

Van a haber muchas sorpresas y diferentes actividades: desde exposiciones de cuadros hasta un show de magia de un amigo mío que viene de San Juan, David. Y además van a venir a tocar varias banas como La Veterana e Itrio.

Este año decidiste cambiar el Paseo Cultural por el Galpón de la vieja Estación, más chico pero tal vez más acorde…

Cuando entré al galpón y vi eso, me trasladó inmediatamente a una convención que fui en Londres, Inglaterra, donde había una luz muy baja con el foco de atención centrado en el tatuaje, no tanto en los stands.

¿Por qué hacer una convención como esta?

No por la plata, eso seguro. Está hecho a pulmón en un 80%, con una gran ayuda de la Secretaría de Turismo y de Revista Random. Creo que estas convenciones están buenas porque nutren a los riojanos, nos podemos juntar y aprender cómo se hacen estas cosas.

¿Qué le dirías a los tatuadores jóvenes que recién están empezando?

Que no se dejen deslumbrar por el estilo de vida que parecen tener los tatuadores: viajes, una actitud más liberar. Todo eso llega pero antes hay que marcar tu camino. Sembrar para después cosechar. El tatuaje se ha profesionalizado muchísimo y hay que prepararse en cosas como higiene y seguridad.

Les recomiendo que pregunten a los que más saben, que aprendan de las experiencias de los otros.

¿Que tatuadores te gustan de acá de La Rioja?

De acá me gusta mucho el trabajo de Ailín Siarez, que trabaja en Hendrix. Me parece una chica muy respetuosa y humilde, que está vinculada al arte: dibuja, pinta y eso le da un toque extra a sus tatuajes. Un buen tatuador debe entender de arte.

También rescato lo que está haciendo Martín Monferini (con quien comparte estudio de tatuaje). Gracias a su ayuda es que pudimos hacer esta convención y es uno de los artistas que más rápido está aprendiendo.

De hecho vos te especializate en un estilo muy particular que es el realismo, ahí no podés equivocarte mucho…

No. Imaginate que a veces me piden, por ejemplo, la cara de un hijo tatuada. Obviamente que tenés que sacar bien todos los detalles porque se nota inmediatamente. Ahora estoy trabajando mucho en las texturas, como hacer los detalles de una piel o del pelo, que se noten los poros, los detalles, que cuando tatúo una melena de león, supongamos, te des cuenta de los pelos individuales que tiene.

¿Hay mucho margen para que la creatividad en el tatuaje? Porque generalmente te vienen con encargos.

A veces sí. A veces llega gente que te deja hacer lo que vos querés o también, cuando algún tatuador quiere crear una obra propia se suele pedir un “lienzo”, un voluntario que se anime a ser usado para eso, sin costo muchas veces.

Pero incluso si te vienen con un encargo, el buen tatuado sabe cómo dejar su marca. Yo nunca copio, soy enemigo de eso. Aunque me pidan que haga algo exacto a otra cosa, yo aclaro que a lo sumo va a ser una aproximación porque yo tengo mi estilo.

¿Que se viene en tu vida ahora? ¿Que es lo próximo?

Pienso irme, de Argentina. Tengo ofertas para ir a trabajar a Barcelona y también en Ibiza. Con suerte el año próximo me estaré yendo. Ahora en lo inmediato viajo en octubre a San Pablo para la Tattoo Week uno el evento más grande de su tipo en Latinoamérica. Logré clasificar para estar entre los concursantes.

La Mirada de un Novato

Martín Monferini, co-organizador de la convención, comenzó a tatuar hace alrededor de un año bajo la guía experta de Patricio, a quien conoce desde chicos. Lo que empezó como una mera curiosidad, terminó siendo la actividad a la que dedica sus tardes. Él y Pioli trabajan un pequeño estudio de tattoo por la calle Jaramillo en el que sigue mejorando sus habilidades día a día.

¿Cómo fue empezar a tatuar?

Yo a “Pato” lo conozco desde que éramos chicos, del barrio. Siempre lo acompañaba y veía como tatuaba, tenía interés pero no me animaba. Fue él quien me impulso a intentarlo, me dijo que tenía cualidades.

Patricio me pedía todos los días que le traiga un dibujo en papel, así empezamos. Después de un tiempo tenía que traer una fruta tatuada por día. Finalmente traje un amigo al que tenía que tatuar, siempre con Patricio al lado por las dudas metiera la pata… pero esa tarde Patricio no fue, no aparecía por ningún lado y tuve que hacerlo solo, cagado de miedo.

¿Vas a competir en la convención?

Sí, voy a llevar un lienzo (así se llama a un voluntario que presta su piel) al que voy a tatuarle la cabeza de 2-D (el cantante de la banda Gorillaz) en la pierna. Veremos cómo nos va.

La 3° Tattoo Conevención La Rioja comienza este viernes 13 de julio a las 12:00 y durará hasta el domingo 15. La entrada es de $50 por persona y dura todo el día. Para conseguir turno para tatuarse, entrar al pagina de facebook, buscás a tur artista favorito y lo contactás.